CÓMO TRIBUTAN LAS PARTICIPACIONES DE LOTERÍA


La tributación de los premios de lotería y especialmente de las participaciones, es un rompecabezas importante para mucha gente. Al ser algo complejo es muy normal que no sepas cómo funciona la tributación. Aquí te daremos toda la información para que estés al corriente de tus obligaciones tributarias y sepas lo que te va cobrar la Agencia Tributaria del Ministerio de Hacienda.


Cómo tributan las participaciones de lotería
Cómo tributan las participaciones de lotería


La tributación de los premios de lotería


Lo primero que debemos aclarar es cómo tributan los premios de lotería en general. Los premios de lotería están exentos de retención por parte de Hacienda cuando son premios inferiores a 40.000€ por décimo o apuesta. Es decir que los premios superiores a 40.000€ por décimo o apuesta sí que están sujetos a retención. Veamos cómo funciona.


Si se obtiene un premio inferior a 40.000€ por décimo, la agencia tributaria no hará ninguna retención en el momento de cobrar el premio. Podréis ir a una entidad bancaria con vuestro décimo premiado y os ingresarán el dinero integramente en vuestra cuenta.


Sobre este punto es importante recordar dos cosas. La primera es que las entidades bancarias no os pueden cobrar ninguna comisión para cobrar el premio. La segunda es que aunque no se produzca ninguna retención en el momento de cobrar el premio, Hacienda puede tener en cuenta este premio si tenéis que presentar el impuesto de patrimonio.


Si se obtiene un premio superior a 40.000€ por décimo, la agencia tributaria hará una retención en el momento de cobrar el premio. Cuando vayas a una entidad bancaria con el décimo premiado se os ingresará el dinero del premio menos el 20% del valor del premio que sea superior a los 40.000€.


Veamos un ejemplo. Si por ejemplo se obtiene un premio de 200.000€ por décimo, la retención de Hacienda se efectuará sobre la base de los 160.000€ que superan los 40.000€ libres de impuestos. Es decir que cobrara un 20% de 160 que son 32.000€. De este modo se os ingresará directamente en vuestra cuenta 168.000€ libres de impuestos.


Trámites para declarar los premios de lotería


Tal y como has visto, no es necesario realizar ningún trámite especial para declarar el premio, puesto que si está sujeto a retención, esta retención del 20% se realizará antes de que el dinero llegue a tu cuenta. Así que te cobrarán los impuestos directamente.


La única gestión que sí que se deberá realizar para declarar los beneficios del premio es en el momento de realizar el pago del impuesto de patrimonio. Si tu patrimonio se ha visto incrementado sustancialmente por razón de un premio de lotería, tendrás que pagar el impuesto de patrimonio.


Por contra, debes saber que no se efectuará ninguna retención especial en tu IRPF, así que no tendrás que hacer ninguna acción especial en el momento de presentar tu declaración de la renta.


Acumulación de premios de lotería a efectos de la tributación


Una de las preguntas más frecuentes sobre la tributación de los premios de lotería es sobre el umbral de los 40.000€. Es importante comprender que esta cifra está estipulada por ley para el premio de una sola apuesta.


Si se cobran dos premios de 30.000€ cada uno con dos boletos distintos de lotería, aunque se ha obtenido un premio total de 60.000€, todo el importe está exento de impuestos. Es decir que si tienes 10 décimos de lotería premiados con un valor inferior a los 40.000€ en cada uno, todo tu premio será libre de impuestos.


Este punto es muy importante pues mucha gente cree que los 40.000€ son en referencia al total del premio obtenido, y se olvidan que este valor hace referencia a un premio por cada boleto.


La tributación de las participaciones de lotería

Las participaciones de lotería son como los otros premios de lotería, así que están sujetos a retenciones de impuestos. Los premios de lotería están sujetos a la retención de Hacienda en los premios que son mayores a 40.000€ por décimo.


De modo que si una participación tiene un premio de 5.000€, puede estar sujeta a impuestos o no, dependiendo de cuál ha sido el premio obtenido por el décimo de lotería. Es decir que la retención de impuestos es independiente del premio obtenido por la participación.


Por ejemplo, si se trata de un premio de 50.000€ por décimo y jugamos una participación de 2€ (10% del valor del décimo), tendremos un premio de 5.000€ sujeto a impuestos.


Pero si jugamos una participación de 5€ con un premio de 5.000€ y el décimo ha tenido un premio de 20.000€, nuestras participaciones no tendrán ninguna tributación ante hacienda.


Además también es independiente la cantidad de participaciones que se posean. Si una persona tiene 10 participaciones con un premio de 5.000€ cada una, y el décimo tiene un premio inferior a 40.000€, aunque esta persona tenga un premio acumulado de 50.000€, no tendrá que pagar impuestos. Los premios no se acumulan para el pago de impuestos.


Por otro lado, hay que saber que la retención de impuestos sólo se produce sobre la parte del premio que supera los 40.000€, así que si obtienes un premio de 100.000€, sólo tendrás que pagar por los 60.000€ que sobrepasan los 40.000€ iniciales que están libres de impuestos.


Finalmente, hay que saber cuál es el porcentaje de retención. La retención de hacienda que se aplica a los premios superiores a 40.000€ es del 20%. De modo que si tienes un premio de 100.000€:

  • 100.000€ - 40.000€ = 60.000€ (esto es la base imponible)
  • 60.000€ * 20 / 100 = 12.000€ (esto es la retención de Hacienda)
  • 88.000€ (es el dinero libre de impuestos que recibirás)

Para aplicar la retención del 20% del premio a las participaciones, lo que hay que hacer es un cálculo un poco más avanzado. Veamos un ejemplo de un premio de 100.000€ por décimo que se ha vendido en participaciones de 5€.


Tal y como vimos en el ejemplo anterior, la retención es del 20% sobre los 60.000€ que estan sujetos a retención, así que si el premio por los 5€ es de 25.000€, hay 10.000€ libres de impuestos, y se aplicará el impuesto sobre los 15.000€ restantes.


De este modo las participaciones se benefician igual de la exención impositiva de los 40.000€, aunque proporcionalmente, es decir, de 10.000€ por participación. Y la retención de impuestos se aplica igual, aunque proporcionalmente, es decir, sobre los 15.000€ por participación.


Así que en este ejemplo el propietario de una participación de 5€ con un premio de 25.000€ por participación sufrirá una retención de impuestos de 3.000€ que es el 20% de 15.000€. Recibirá entonces un premio libre de impuestos de 22.000€.